Estás en el blog de la redacción de ep3.es, un hueco para contaros nuestras novedades y conocer vuestras impresiones.

febrero 2008
lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29    

« Me río con Von Trier, sigo la gorra de Dillon | Inicio | Declaración de amor (y juguemos a las quinielas) »

29 septiembre, 2006 - 17:21 - Gregorio Belinchón

La tragicomedia visual de Lars (y la amada Iben)

Noche de gloria para el jurado juvenil. He de reconocer que tiene su aquel lo del house con txalaparta. Sin embargo la trompeta rotante por todo el Bataplán y la percusión que se comía a la txalaparta no acaban de convencerme.

Buenas tardes desde San Sebastián: ayer fue una tarde de gloria para el jurado joven y para los jefazos mayores del certamen. Decían que Mikel Olaciregui estaba pachucho de la espalda. Visto lo de ayer, me refiero a cómo bailaba house por el Bataplán o mentían o quiero el teléfono de su fisioterapeuta. Por cierto jefe, ya está aquí mi compañero (y, por tanto, también subordinado suyo) Andrés, que tiene un primo sudamericano concursando con un corto en la competición de escuelas de cine. Yo le arropé, le enseñé Bataplán (aunque ya sabe usted que las nuevas generaciones vienen resabiadas y éste es de los listos) y allí le dejé, con su familia, su novia... Y dos centenares largos de juraditos disfrutando. Antonio Gasset (que se había descojonado viendo El jefe de todo esto) y Diego Galán se reían felices con Olaciregui. El más chulo en Batplán era Baham Ghobadi, que hace dos años ganó la Concha de Oro y que ayer presentaba una peli floja a competición. Iba rodeado de sus actores, que son jóvenes y se mimetizaban con el ambiente, y disfrutaba de la brisa de la Concha. Yo me retiré pronto...

... porque esta mañana teníamos la videoconferencia de Lars von Trier. Larsvont El tipo es un guasón, la videoconferencia ha tardado en arrancar y la traductora un desastre. No sé danés (que si no...), pero no tenía sentido lo que decía el cineasta. Los periodistas han empezado a pensar que estaba loco, hasta que han intervenido los actores, presentes en la sala: ahí es cuando lo hemos pillado. La traductora no se enteraba. Me partí viendo El jefe de todo esto, una comedia de diálogos chispeantes, al modo clásico de complicar más y más el guión para que la trama se aloque, que se ríe (y mucho) de los actores y sus métodos de interpretación. Eso sí, me molesta el truco ese del Automavisión: pones un ordenador en la cámara y él selecciona, en sorteo aleatorio, el tipo de plano. Otra locura de Von Trier.

Tras la última película a concurso, Karaula, una entretenida coproducción de los antiguos países que componían la ex Yugoslavia, y que cuenta la vida de un pelotón del ejército yugoslavo en 1987 en la frontera con Albania, entrevisto a Iben Hjejle, la chica de Alta fidelidad y Mifune, que encarna a una trabajadora sexy en El jefe de todo esto. Sencillamente, divertidísima. De inglés exquisito. Bellísima... pareja de otro de los actores de la película y madre de un niño: no seré yo quien rompa una familia -en realidad, ya ni se acordará de mí-. Más cosas, en un próximo EP3 (hay que comprar el periódico en papel, chicos).

Esto se va acabando y me siento más triste que el publicista que ha despedido Britney Spears; miento, ése seguro que está más relajado. Quedan tres o cuatro películas por ver, a mí una entrevista, a Dillon, recoger un premio Donostia, y al jurado, unos premios que conceder. Aviso que estaré rápido y presto para informar del palmarés. Seguid enganchados (por favor).

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://www.typepad.com/services/trackback/6a00d83451e5fa69e200d8356a2c7f69e2

Listed below are links to weblogs that reference La tragicomedia visual de Lars (y la amada Iben):

Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

© Prisacom S.A. | ELPAIS.es | CadenaSer.com | AS.com | CincoDias.com | los40.com