Estás en el blog de la redacción de ep3.es, un hueco para contaros nuestras novedades y conocer vuestras impresiones.

febrero 2008
lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29    

« La tragicomedia visual de Lars (y la amada Iben) | Inicio | Quiniela 2 »

30 septiembre, 2006 - 12:17 - Gregorio Belinchón

Declaración de amor (y juguemos a las quinielas)

Ayer disfruté de una tarde cinéfila con Jonathan Dayton y Valerie Faris, matrimonio y directores de Pequeña Miss Sunshine. Veteranos directores de videoclips, debutantes en un largo, están como niños con zapatos nuevos: se lo pasan en grande, ella con su cara de no haber roto un plato, él, con su estilo Elvis Costelo. Por eso, porque están satisfechos con su trabajo, charlan que te charlan sobre cine, comedia, humor, Bush y lo que se tercie. Un disfrute para quien se acerca a entrevistarles. Ésta es mi declaración de amor para una pareja de cineastas que ha sabido olvidarse de su estilo rompedor anterior para atenerse a las reglas clásicas de la comedia. Jonathan me dijo: "Nunca debes hacer que el estilo aleje al público de tu obra". Y entonces pensé en tantos que se ponen a hacer tontunas como...

Me muerdo la lengua. La noche fue y no fue tranquila. Me explico. No había fiesta oficial, pero Dillon tendría que ir a algún lado a celebrar su premio Donostia. Dillon Gran momento el que protagonizó en la sesión de fotos previa a la rueda de prensa. Una fan saltó la valla, se acercó a él y en el último segundo dos gorilas la pillaron, la arrastraron hacia atrás y la zarandearon un poco, instante en que los fotógrafos empezaron a pitarles. A la chica le dio un ataque de histeria, Dillon lo vio, se acercó, le firmó un autógrafo y hasta se dejó fotografiar junto a ella. Lo dicho: momento entrañable. Después dio una estupenda e inteligente rueda de prensa.

Por la noche, muchos festivaleros se dieron al gin tonic en el Dicken's, extraño y decrépito bar (esas fotos de Ruiz Mateos...) que sin embargo han creado escuela con su gin tonic. Mientras en la Kabutzia el equipo de la distribuidora Golem (son de Pamplona y de aquí a la capital del imperio navarro hay menos de una hora de autovía) celebraban el éxito de El jefe de todo esto -entrabas y te decían con coña: "Ésta es la minifiesta de Von Trier. Al estilo de su videoconferencia, no hemos impreso entradas ni carteles. Todo es digital"- en Bataplán se desarrollaba la tradicional fiesta de gays y lesbianas, que es donde recalaron Matt Dillon y Julian Schnabel (pintor, cineasta y amigo del festival) para rematar la jornada. Al menos a las cuatro y media de la mañana aún estaba allí la limousina.

Quinielas: se dice que el cine español no se ha llevado nada, que ha mojado Carlos Sorín, que el ganador del Premio Nuevos Realizadores ha sido el francés Lionel Bailliu con Fair play, que el mejor actor será Ed Harris y la mejor actriz no será Nathalie Baye. En El diario Vasco, los críticos de los principales medios escritos puntuan cada día los filmes de la sección oficial. Ahí ha quedado ganador Copying Beethoven (7,5), por delante de Hana (7,3) y Sleeping dogs lie (7,2). Cada día que pienso más en Copying Beethoven, más la odio. Es que me retroalimento que da gusto. A falta de un par de películas por valorar, encabeza el ránking del Premio del Público Pequeña Miss Sunshine (Oé, oé, oé, oé) y el de la Juventud Kunsten at graede i kor (juventud donostiarra: sois más raros que la alergia al vino tinto de Steve Buscemi).

A la tarde, palmarés y a ver si un premiado nos describe su alegría.

Películas vistas: 22 (me queda una). Horas dormidas: 56.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://www.typepad.com/services/trackback/6a00d83451e5fa69e200d8356a381a69e2

Listed below are links to weblogs that reference Declaración de amor (y juguemos a las quinielas):

Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

© Prisacom S.A. | ELPAIS.es | CadenaSer.com | AS.com | CincoDias.com | los40.com