DDT

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

diciembre 2007

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

« Ante tus ojos | Inicio | Agenda. Conferencia sobre Manuel Gago »

09 diciembre, 2007 - 22:06 - EP3

París, París... y el estrangulador

Me atrevería a decir que Jacques Tardi sólo tiene dos obsesiones: París y el folletín. Es cierto que la primera guerra mundial ha sido tema reiterativo en muchas de sus obras, pero su tratamiento más “serio” y comprometido le resta la frescura y el sanísimo punto de sarcasmo continuado que imprime a otras obras, desde la maravillosa saga de Adéle Blanc Sec (esperando estoy su nueva entrega) hasta sus siempre interesante aproximación al polar, el género negro “a la francesa”. Si Adèle es la mejor plasmación de su amor por el folletín, sus historias de género, ya sea con Leo Malet o con Manchette, son un homenaje irredento a París, que se erige en el gran protagonista de las obras, omnipresente en unos cuidados escenarios que forman ya parte de su estilo. Sólo hay que fijarse en su puesta en escena para darse cuenta de la importancia que adquiere la ciudad, con encuadres repetidos donde la figura Etrangleur humana queda relegada a un segundo plano, cediendo la palabra a las calles y recovecos. Es posible que, para muchos, la narrativa de Tardi sea rutinaria y falta de garra, en exceso clónica. Y es indudable que así es a primera vista pero, a cambio, consigue dar sentido al concepto de historieta urbana, yendo más allá del simple cuidado en la documentación, consiguiendo que la ciudad sea un personaje más de sus obras, dotándolas de un estilo inconfundible.
Sin embargo, es curioso cómo su amor por el folletín, eje básico de toda la saga de Adèle Blanc Sec, y el polar, han discurrido en caminos paralelos, influidos entre sí y con préstamos continuados, pero separados. Extensas trayectorias que se unen por fin en El Secreto del Estrangulador,  todo un ejemplo de la inmensa capacidad de Tardi para reelaborar una novela de género de Pierre Siniac en un homenaje irredento a los mecanismos del folletín decimonónico que empapan las historias de Adèle Blanc Sec. Y lo hace, además, con su habitual sarcasmo e ironía, casi autoparódico, que en este caso se plasma en una divertida y lúcida reflexión sobre el propio mecanismo interno del ser humano que le lleva a apasionarse con el morbo folletinesco. Una inmersión en el proceso de creación de un asesino en serie que juega con todos los tópicos del género para reescribirlos y darles una nueva perspectiva.
Por desgracia, en la edición española se pierde una parte importantísima de la obra, que no sólo está concebida en sus contenidos, sino también en su forma. Originalmente, El secreto del estrangulador apareció como cinco entregas mensuales en formato periódico sensacionalista, que iban dando cumplida cuenta de las noticias relacionadas con los terribles asesinatos del estrangulador. En ese formato, Tardi consigue redondear un juego de espejos completo, en el que forma y fondo se interralacionan entre sí para engañar al lector totalmente. Norma editorial ha optado por publicar en España la edición recopilatoria que acaba de sacar Casterman en Francia. Una edición cuidada y de gran calidad, con la que se puede gozar muchísimo de la obra, pero que no permite obtener el 100% de lo buscado por el autor en esta magnífica obra. Atentos a los finales “extra”, divertidísimos (eso sí, lo de dejarlos sin guillotinar para que el lector los abra, una chorrada inmensa por parte de los autores).

FICHA TÉCNICA
El secreto del estrangulador, de Tardi y Siniac. Norma Editorial. Cartoné. 96 págs. BN. 15€

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://www.typepad.com/services/trackback/6a00d83451e5fa69e200e54fb0426c8834

Listed below are links to weblogs that reference París, París... y el estrangulador:

Comentarios

Prisacom S.A. - Ribera del Sena S/N - Edificio APOT - Madrid [España]