DDT

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

diciembre 2007

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

« El Salón del Cómic de Barcelona calienta motores | Inicio | Tangaroa »

23 enero, 2007 - 11:50 - EP3

Verde, grande... y muy femenino

Curioso el personaje de Hulka. Su origen pertenece a ese momento de Marvel Cómics donde la gran idea de los diseñadores de personajes era aprovechar las reivindicaciones de los derechos de la mujer para hacer versiones en femenino de todos sus héroes más famosos. Si existía un Spiderman, tendría que existir una SpiderWoman; si un Capitán Marvel surcaba los espacios, era lógico que también lo hiciese una Ms. Marvel y si Hulk se dedicaba a descacharrar todo lo que tenía a mano a mamporrazo limpio, qué más evidente que tenía que existir una Hulka que empleara su tiempo libre en no dejar ladrillo sobre ladrillo. Lógica aristotélica, vamos.

Así que, en las navidades de 1979, los lectores de Marvel se encontraron con la tímida Jennifer Walters, una chica que se convertía en una mole verde gigantesca, pero sexy, tras recibir una transfusión de sangre de su primo Bruce Banner, alias Hulk cuando su humor era de perros.

Una creación que apenas duró 25 meses, tras los que el personaje comenzó un lento vagar por diferentes series como artista invitada hasta que John Byrne la incorporó al equipo de Los 4 Fantásticos a mediados de los 80, cambiando su carácter y aportándole un factor cómico que no pasó desapercibido para los mandamases de Marvel, que celebrando el décimo aniversario del nacimiento del personaje, decidieron darle una nueva oportunidad a la serie, con Byrne como responsable completo de la serie. En sus manos, la serie se convirtió en una divertidísima parodia donde el famoso dibujante hacía y deshacía a su antojo, creaba una complicidad con el lector al que se dirigía directamente, con el dialogaba y le enseñaba la trastienda de una serie de cómic-book. Se puede decir que fue el primer caso que sacó provecho reconocerse como personaje de ficción en un cómic-book, jugando con todos los tópicos del género con inteligencia. El resultado fue un éxito inmediato, que logró que la serie se prolongase durante 60 números, cerrando en 1994 apenas un año después de que Byrne dejara la serie.

Ddt_31 Y de nuevo una década después, Marvel decidió que era el momento de retomar a su verdoso personaje, esta vez con Dan Slott a los guiones y Juan Bobillo a los lápices, que decidieron, con mucha inteligencia, potenciar ese aspecto humorístico de la serie. Slott  incorpora a la abogada Jennifer Walters a un famoso despacho de abogados especializados en asuntos superheroicos y dota a las tramas de una cuidada mezcla de serie humorística de abogados al mejor estilo Ally McBeal con el homenaje respetuoso y continuado a las series de superhéroes de siempre. En sus manos, Hulka debe enfrentarse con los juicios más psicodélicos, rodeada de una constelación de secundarios impagables. Panini acaba de publicar el segundo volumen de la serie, que arranca con una delirante parodia en la que Hulka, convertida en magistrada celestial, debe resolver un juicio a mamporro limpio donde todos los grandes luchadores de Marvel han fallado antes. Una divertidísima aventura con un Juan Bobillo en estado de gracia, que dibuja una genial Hulka tan inocente y angelical como contundente en sus puñetazos, con un estilo perfecto para la comedia. Por desgracia, no se puede decir lo mismo de su sustituto Paul Pelletier, un dibujante limitadito que puede resolver con oficio una escena de peleas superheroicas, pero que difícilmente consigue transmitir la expresividad de Bobillo. Pese a todo, Slott borda un episodio autoreferencial, donde los personajes no sólo son conscientes de vivir en un tebeo, sino que la principal fuente de información para conseguir arreglar los problemas son los propios tebeos y los frikis devoradores de cómic-books.

Un tebeo muy divertido.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://www.typepad.com/services/trackback/6a00d83451e5fa69e200d83511172669e2

Listed below are links to weblogs that reference Verde, grande... y muy femenino:

Comentarios

A ver si Panini reedita la etapa de Byrne. Sólo son 27 números de nada...

Coincido contigo, Álvaro. Pelletier no me gusta nada de nada.

Pensaba que Hulka trabajaba en un bufete de abogados (donde preparan sus casos, atienden a sus clientes, archivan papelotes, etc.), y no en un buffet (me imagino que ahí será donde almuerzan, ¿no?).

La coleccion de Hulka tiene esos 27 numeros que comentas en grapa...mas dos tomos de esos que recopilaban material "inedito". No hay que olvidarse de elos, que suben y mantienen el nivel de los anteriores.

Bobillo es un grande del comic. Son justos los elogios a su obra.
Me sumo al deseo que se edite la etapa Byrne del personaje pero en Biblioteca Marvel, para acerla mas accesible de precio

Prisacom S.A. - Ribera del Sena S/N - Edificio APOT - Madrid [España]